Gripe Aviar

Resfrío y gripe

¿Qué es la gripe aviar?

La gripe aviar es una infección causada por el virus de influenza, que se da naturalmente en pájaros. Estos virus pueden mutar de una forma que permiten infectar a otros animales, y algunas veces a seres humanos. La cepa conocida como H5N1 ha estado circulando en Asia por varios años. Casi todos los casos humanos de H5N1 fueron contraídos del contacto directo con pájaros muertos o visiblemente enfermos, y sus heces.

Se propaga por:

  • Si el virus muta a una forma en que puede ser transmitida fácilmente de persona a persona, probablemente se extienda por el aire en estornudos y tos a través de mucosas infectadas en manos o pañuelos, por ejemplo. También puede ser transmitido a través del excremento humano.

  • Otras personas se pueden infectar tanto al inhalar gotitas infectadas como al tocar sus narices, ojos y bocas con manos que tomaron el virus de una persona enferma o un objeto contaminado.

Los síntomas son:

  • Al principio, los síntomas son similares a los de la gripe estacional (fiebre, dolores, dolor de garganta y tos). Algunas personas también desarrollan picazón y lagrimeo en los ojos.

  • Sin embargo, algunas personas pueden enfermarse rápidamente, con neumonía por ejemplo, o incluso con insuficiencia de algún órgano.

  • El periodo de incubación para la gripe aviar puede ser más largo que el de otras cepas de gripe, en las que los síntomas normalmente se desarrollan dentro de los 2 o 3 días.

Cómo evitar la gripe porcina

Desinfectá todas las superficies en tu casa y los objetos que frecuentemente son tocados por diferentes personas (manijas, picaportes, interruptores de luz y canillas) con un producto a base de lavandina como Lavandina en gel Vim. Los gérmenes de la gripe pueden sobrevivir varios días en estas superficies.

Mantenete lejos de pájaros o animales enfermos o muertos, y seguí las rutinas de higiene luego de cualquier contacto con pájaros o animales.

Evitá tocarte la cara, la nariz, la boca o los ojos con tus manos, especialmente después de haber estado en lugares públicos.

Si tenés que hacerlo, lavá tus manos primero, o lavalas con una toallita con alcohol.

Lavá tus manos frecuentemente, sobre todo después de sonarte la nariz o de tocar objetos que pueden haber sido contaminados, y antes de preparar comida o estar con chicos y otras personas que son más vulnerables a la infección.

Cómo mantener las manos limpias durante el día

En momentos en que estés de un lado para el otro, recordá llevar alcohol en gel, el cual puede eliminar gérmenes sin necesidad de usar agua y jabón.

Visitá Cleanipedia
TOP