Una estrategia para que el saneamiento funcione

Alentar a cada familia a tener su propia letrina significó un gran cambio a nivel local en el distrito de kenema, según nos cuenta kadiatu, madre de cuatro niños.

Kadiatu sonríe mientras nos muestra con orgullo la última incorporación a su hogar, una letrina construida por la comunidad. Madre de cuatro niños, Kadiatu vivió en el pueblo de Bondoma toda su vida. Hasta hace muy poco, sus niños habían sido plagados por episodios recurrentes de diarrea y otras endermedades como resultado de la pobre higiene e instalaciones sanitarias. Esto significó mucho tiempo afuera de la escuela y visitas constantes al hospital local, lo cual implicó esfuerzos adicionales a lo que ya era una familia agobiada.

Kadiatu sacude su cabeza mientras recuerda cómo solía ser el pueblo de Bondoma. "Debido a que nuestra casa está cerca de los arbustos solía haber caca por todas partes. Era tan feo que ni siquiera nos podíamos sentar afuera por el mal olor y las moscas."

La construcción de letrinas públicas no funcionó

En 2008, UNICEF comenzó a trabajar con el Gobierno de Sierra Leona y sus ONGs asociadas para lanzar el programa Enfoque a la Comunidad para un Total Saneamiento (ECTS) en el distrito de Kenema. Este nuevo enfoque dependía de que los líderes naturales motivaran a la comunidad a cambiar su situación, usando materiales locales para construir letrinas para cada familia y así terminar la práctica de la defecación al aire libre. La experiencia demostró que los edificios de letrinas públicas subsidiados estaban fallando por no tener un impacto significativo, cayendo muchas veces en deterioro o siendo reservados para personalidades importantes o visitas de la comunidad. Esto, sumado a la completa falta de instalaciones en muchas otras aldeas, significó que muchas mujeres y sus niños sean dejados atrás en términos de provisión de saneamiento.

Un esfuerzo orientado a la comunidad

Siguiendo una sesión con facilitadores de la comunidad, Kadiatu y otras familias comenzaron la construcción de sus propias letrinas. Una vez que las letrinas de todas las familias fueron terminadas y empezaron a estar en uso, la aldea de Bondoma fue declarada Sin Defecación al Aire Libre (SDAL).

El evento fue seguido por celebraciones a lo largo de toda la comunidad, las cuales hoy en día siguen vigentes. El orgullo que sintió el pueblo se evidencia al ver que las familias se juntan para ir a buscar a los visitantes y asegurarse de que vean las letrinas de cada hogar.

UNICEF cree que el programa ECTS es uno de los métodos más efectivos y sustentables para asegurar que las intervenciones de saneamiento lleguen a comunidades enteras. Solo en Sierra Leona, más de 300.000 personas ahora tienen acceso a sus propias letrinas como resultado de ECTS. Y Kadiatu claramente se muestra satisfecha con los resultados. "Ahora mis niños están mucho más saludables y gracias al ambiente mejorado, ahora puedo traer a mis amigas a que se sienten en el jardín trasero. La vida es buena aquí en Bondoma".

Cómo podés ayudar

Doná a la Petición de Saneamiento Vim para UNICEF y mejorá las condiciones sanitarias de millones de familias.

Actuá ahora

unicef.org.ar

Cómo nos está yendo

Más de un millón de personas fueron alcanzadas a través de nuestros programas de saneamiento. Conocé a algunos de ellos: Historias Reales

 
TOP