Volviendo a mejores instalaciones en sudán del sur

Las comunidades desplazadas están volviendo a su hogar en Sudán del sur y obtienen el apoyo que necesitan para acceder a agua potable y baños, según nos cuenta eliza.

Eliza nació y se crió en los suburbios de Jartum y, como muchos otros, acaba de volver a Sudán del Sur con su familia. "La vida fue muy dura para nosotros", dice. "Mi padre murió hace unos años y todo lo que tengo son mis seis hermanos y mi madre". Ella y su familia viven en una pequeña choza hecha de ramas, barro y pasto. No tiene agua potable, cocina, baño o instalaciones sanitarias. Esta es una situación común para muchas familias de Sudán del Sur. Actualmente solo el 34% tiene acceso a suministro de agua potable y solo el 15% puede acceder a letrinas sanitarias adecuadas. Estas son las estadísticas de cobertura de servicio más bajas del mundo.

De la estación de paso a formar un hogar

"Cuando llegamos por primera vez, nos quedamos en la estación de paso donde el agua, las duchas y los baños estaban fácilmente accesibes, y eso nos ayudó muchísimo", dice Eliza. La estación de paso de Malakal está financiada por UNICEF y sus socios, quienes proveen tanques de agua de emergencia y kits para la construcción de letrinas. Y entregan garrafas, jabón, tabletas purificadoras de agua y kits de higiene y limpieza de sanitarios a las personas que están de paso.

También están entrando en las comunidades que vuelven, para ayudarlos a instalar agua potable y servicios sanitarios. Eso incluye capacitación sobre la importancia de tener y usar una letrina para promover la vida saludable y llevar dignidad y protección, especialmente a las mujeres. Eliza cuenta que ahora que su familia volvió y ya no están más en la estación de paso, están cavando su propia letrina. "Es importante tener una letrina en casa", dice. "Estoy cansada de tener que ir a lo de los vecinos para higienizarme, sobre todo a la noche cuando no es seguro salir".

Ayudando a las comunidades a encontrar sus propias soluciones

La especialista de UNICEF Sarla Varma es optimista sobre el programa Enfoque a la Comunidad para un Total Saneamiento. "Enciende un cambio en el comportamiento sanitario de las comunidades rurales", dice. "La comunidad está fortalecida a través de encuentros participativos para buscar soluciones a sus instalaciones sanitarias inapropiadas y ponerle fin a la defecación al aire libre".

"Nuestra letrina y cuarto de baño ya están casi listos", dice Eliza sonriendo. "Hemos recorrido un largo viaje desde Jartum pero ya estamos en casa y estamos agradecidos por la ayuda que recibimos en el camino".

Cómo podés ayudar

Doná a la Petición de Saneamiento Vim para UNICEF y mejorá las condiciones sanitarias de millones de familias.

Actuá ahora

unicef.org.ar

Cómo nos está yendo

Más de un millón de personas fueron alcanzadas a través de nuestros programas de saneamiento. Conocé a algunos de ellos: Historias Reales

 
TOP